Employer branding y employee advocacy: el trabajador en la estrategia de branding

El employer branding y el employee advocacy mejoran la imagen interna y externa de la marca

Uno de los grandes retos de la estrategia de branding de cualquier empresa es aquella que trata de incorporar a los empleados en la difusión de los valores de la marca, tanto para mejorar la imagen externa de la misma como para retener y captar talento en el exterior. Estamos hablando, respectivamente del employee advocacy y el employer branding.

Fans en el exterior… pero también dentro de la empresa

Que un seguidor se convierta en fan de una marca llena de satisfacción a cualquier gestor por multitud de razones. Supone obtener promoción totalmente gratis y garantizar una fidelidad a prueba de bombas ya que los fans muchas veces se convierten en verdaderos tifosis de la marca.

Tan solo tenemos que ver las colas que se forman en cualquier tienda de Appel cuando el gigante de Cupertino saca al mercado un nuevo modelo de Iphone. O darse una vuelta por las cuentas en redes sociales de algunos partidos políticos o equipos de fútbol para comprobar que muchos fans están dispuestos a jugarse el pellejo por enarbolar una bandera o defender unos colores.

Integrar a la plantilla en la estrategia de branding ofrece muchas ventajas para la marca.
Integrar a la plantilla en la estrategia de branding ofrece muchas ventajas para la marca.

El empleado como embajador de la marca

Pero existe un proselitismo que muchas compañías, grandes o pequeñas, están pasando por alto a pesar de que debería ser uno de los grandes objetivos para cualquier responsable de recursos humanos o gestor de una compañía, ya que sale de las propias tripas de la estructura empresarial. Se trata del que pueden impulsar los trabajadores de una empresa, el denominado employer advocacy, que se antoja fundamental en la era de la web 2.0 y la digitalización, donde las redes sociales y el denominado social selling tienen cada vez más peso en la promoción de las marcas.

¿Qué es el employee advocacy?

Convertir a los empleados en embajadores de una marca no es otra cosa que lograr que la plantilla experimente un sentimiento de pertenencia a la empresa, participando de su cultura empresarial y tomando parte activamente de la estrategia de branding de la misma para mejorar así la imagen de marca.

Para que se trate de una estrategia de advocacy branding o embajadores de marca propiamente dicha el trabajador no debe participar en la estrategia por obligación ni por instinto de supervivencia, sino por sentirse integrado de verdad en un equipo y considerar como propios los fines de  la organización para la que desarrolla sus funciones.

He ahí el gran logro de una buena estrategia de embajadores de marca: lograr que todos sus empleados estén en el mismo barco, remen en la misma dirección y estén dispuestos a participar en la misma singladura. En definitiva, conseguir el compromiso de los empleados con la misión, la visión y los valores de la empresa para la que trabajan.

¿Cómo se consigue el employee advocacy?

Una buena estrategia de employer advocacy supone embarcar a los empleados en la estrategia de branding de la empresa. Lo que se consigue en los tiempos del internet 2.0 a través de las redes sociales.

Para que la estrategia dé sus frutos, la participación del trabajador debe ser voluntaria, para lo que la empresa ha de ganarse la confianza de la plantilla. Una de las bazas a favor de la empresa es que tomar parte activa en la estrategia de promoción de su empresa suele beneficiar indirectamente al trabajador en su carrera profesional.

Lograr que los trabajadores se conviertan en relaciones públicas de la empresa haciéndose eco de las ofertas laborales que lance recursos humanos; promocionen los productos o servicios  de la compañía que les paga o informen sobre la actividad de la misma en sus redes sociales tiene también evidentes beneficios para las compañías.

De hecho, y según algunos estudios, los trabajadores suelen multiplicar por diez el número de seguidores que tienen muchas pequeñas y medianas empresas en redes sociales como linkedin.

El employee advocacy debe ser voluntario para que dé sus frutos.
El employee advocacy debe ser voluntario para que dé sus frutos.

Claves de la estrategia

  1. Hay que motivar a los empleados a que demuestren su compromiso con el proyecto tomando parte de las acciones promocionales de la empresa en la estrategia en Social Media.
  2. Para favorecer su actividad en redes y aumentar el compromiso del trabajador puede diseñarse un plan de formación para mejorar su desempeño en las plataformas de social media y potenciar su labor como embajadores de marca.
  3. Es recomendable tratar de implicar a la plantilla en la estrategia de branding de la misma escuchando sus opiniones, dejando que ofrezcan soluciones creativas e innovadoras para promocionar la marca y, por supuesto, dando ejemplo: los directivos deben ser los primeros en participar de las acciones promocionales y de difusión de la marca en sus perfiles.

Ventajas

  1. Evidentemente, los trabajadores se sentirán más comprometidos con la marca.
  2. La marca se humaniza y sus mensajes logran un mayor alcance.
  3. Al implicar a los trabajadores en la cultura emrpesarial y en los valores de la marca, la imagen externa de la compañía mejora, lo que abona el terreno para que llegue talento a sus filas cuando se inicie un proceso de selección.
  4. La promoción que realizan los empleados es más creíble y barata que la que ofrece la publicidad convencional.

El employee advocacy solo funcionará si el trabajador está lo suficientemente motivado y si se siente implicado en el proyecto. Y para ello es fundamental que previamente la empresa muestre su compromiso con sus trabajadores mediante una acertada estrategia de employer branding.

El employer branding busca retener y captar talento para la marca.
El employer branding busca retener y captar talento para la marca.

El employer branding: retención y captación de talento

Una estrategia de branding centrada en el empleado busca potenciar al trabajador como un activo más de la empresa con el fin de captar y retener el talento. Esta política convierte a la compañía en una marca atractiva en cualquier proceso de selección de personal que emprenda. Además de dar argumentos a los trabajadores que ya están en plantilla para seguir ligados y fieles a la compañía.

Los candidatos a ocupar un puesto vacante en una empresa tienen cada vez más en cuenta la reputación de la compañía. Google es un buen ejemplo de que mantener una buena reputación entre tus empleados redunda favorablemente en la imagen de marca de la empresa y en la captación de talento.  Aunque en los últimos tiempos ha recibido críticas respecto a sus políticas de género y a ciertas prácticas poco éticas, Google se ha caracterizados desde su nacimiento por un trato exquisito a su plantilla.

Mejora del clima laboral y del rendimiento

Políticas de conciliación; áreas de descanso en las instalaciones; beneficios sociales; etcétera. Todas estas medidas permiten a Google captar talento en cualquier parte del mundo y retenerlo. Y todo ello en unos perfiles profesionales muy demandados y con altas retribuciones.

Mantener un alto nivel de satisfacción en la plantilla redunda en una mejora del clima laboral y en la implicación y rendimiento de los trabajadores. Además, otorgará un valor diferencial a la empresa ofreciendo un argumento más para que sea más competitiva respecto a las compañías que rivalizan con ella en el reclutamiento de talento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *